Enfermedad, cura y sanación.

La Terapia Floral Bach está basada en el pensamiento y acción del Dr. Edward Bach y en su concepto de la enfermedad. Para entender dicho concepto debemos aclarar que intelectualmente estaba ligado a Paracelso, junto con Hipócrates y Hahnemann quienes acordaban en que "no existen enfermedades sino seres enfermos". En su accionar era esencial reconocer que el hombre nace con dos aspectos: uno espiritual y otro físico, sumando el desarrollo posterior de sus psiquis, así luego como unidad psicofísica-espiritual, su salud va a depender de la armonía de estos 3 aspectos.
La filosofía que acompaña a la medicina del Dr. Edward Bach juega un importantísimo papel en la terapia floral. En ella, la espiritualidad desempeña un papel predominante en la curación de la enfermedad. Es esa gran visión de lo espiritual lo que convierte a la terapia floral de Bach en una medicina absolutamente holística y natural, pues abarca todos los aspectos del ser humano de una manera absolutamente simple y de acuerdo a las leyes de la naturaleza, sin artificios, manipulaciones ni agresiones de ningún tipo, respetando absolutamente toda ley y todo proceso natural.




El concepto holista de salud, enfermedad y curación, emana de la perfecta unidad de toda vida y de la absoluta singularidad de todos los sistemas existentes en ella. Cada uno de nosotros realiza un viaje único por la vida, irrepetible, y nuestro estado de salud nos indica en qué punto de este viaje nos encontramos de momento.

Cada síntoma de enfermedad, sea física, anímica o mental, nos proporciona un mensaje específico que vale la pena reconocer, aceptar y aprovechar para nuestro viaje por la vida.  Desde este punto de vista, el sistema de las flores de Bach se puede calificar como "curación mediante la re armonización de la conciencia". En los puntos de conexión de nuestra personalidad, en los que la energía vital fluye por conductos equivocados o está bloqueada, nos pone de nuevo en contacto armónico con nuestra totalidad, con nuestra verdadera fuente de energía.

Turnos, consultas y preparados al 15-4410-0422, e-mail alfciccone@gmail.com

Flores de Bach

Todos sabemos que las enfermedades
pueden tener origen emocional y,
en ese caso, tratando la emoción             
en desequilibrio,
se puede lograr una cura o alivio
de la enfermedad o el síntoma físico.





Turnos, consultas y preparados al 15-4410-0422, 
e-mail alfciccone@gmail.com

Principios generales de la Terapia Floral

La Terapia Floral comienza con el descubrimiento de las propiedades de ciertas flores de la campiña inglesa y apunta a restablecer el equilibrio en el plano físico, emocional, mental y espiritual de las personas, mediante principios vibracionales energéticos contenidos en las Esencias Florales.

Las Esencias Florales son preparados naturales de flores silvestres, cuyas propiedades terapéuticas fueron descubiertas por el Dr. Edward Bach, médico bacteriológico y homeópata inglés, entre los años 1928 y 1936. No presentan contraindicaciones ni efectos secundarios, son económicas y compatibles con cualquier otro tipo de medicación. No son tóxicas y no producen acostumbramiento. Actúan sobre el estado emocional de la persona y tienen como propósito transformar las actitudes negativas en positivas.

El sistema Floral Bach puede ayudar a prevenir enfermedades equilibrando las emociones, permitiendo así al cuerpo sintonizar con su capacidad y fuerza natural para combatir la enfermedad.

También puede ser de ayuda en momentos de mucho estrés emocional. Trabaja corrigiendo los posibles desequilibrios energéticos psico-emocionales, restituyendo la energía faltante.

Este procedimiento no reemplaza ningún tipo de tratamiento que el paciente esté llevando, complementa terapias alopáticas u homeopáticas y pueden ser ingeridas a cualquier edad y frente a cualquier circunstancia de la vida: embarazo, niñez, edad adulta y ancianidad.

Podríamos resumir el funcionamiento de las Esencias Florales diciendo que estas actúan restableciendo la correcta comunicación entre el alma y la personalidad. Es decir, a modo de catalizadores de la información.

         Turnos, consultas y preparados al 15-4410-0422, e-mail alfciccone@gmail.com

Pureza y Calidad

Las esencias madre que utilizamos para preparar nuestros productos se adquieren directamente en el "Instituto Argentino de Flores de Bach" quien provee a sus terapeutas, los concentrados para preparar Flores de Bach de gran pureza y calidad.
Son elaborados según las indicaciones originales del Dr. Edward Bach.
Los extractos de Flores para los concentrados son elaborados con esencias madres Farma Green® por el Farmacéutico Néstor Brizuela,M.P. 11.862, especialista en medicamentos Homeopáticos, profesor de Homeopatía, de Farmacotecnia Homeopática y del Sistema Bach,  con más de 10 años de experiencia en Laboratorio de Control de Calidad de alcoholes medicinales para uso Homeopático, siendo uno de los  Farmacéuticos especializados en Homeopatía de  mayor prestigio y reconocimiento internacional.

Las esencias madre Farma Green® son elaboradas  siguiendo estrictamente el método que el Dr. Bach estableció por escrito para la elaboración de las esencias florales, sumado a los conocimientos y
cuidados (en lo referente a proporciones y escalas de concentración) que hay que tener para la elaboración de medicamentos homeopáticos, tal cual se elaboran y envasan  en las Farmacias de Inglaterra.

Para garantizar la pureza y calidad del producto,
los concentrados son envasados y rotulados (rotulado profesional)  aplicando las Buenos Prácticas de Elaboración en Farmacias.
Cada Set cumple con los requisitos legales de rotulado profesional e identificado con el número de lote correspondiente; ésto le dá el respaldo profesional que busca en su adquisición.

Recordemos que tradicionalmente los concentrados que se elaboraron en Inglaterra eran envasados también en Farmacias. Respetamos el procedimiento farmacéutico original  como se elaboraban en la época del Dr. Bach en las Farmacias Homeopáticas de Londres.

Turnos, consultas y preparados al 15-4410-0422, e-mail alfciccone@gmail.com